Skip to content

Enfermedad, remedios, placebos y dudas (I)

mayo 14, 2011

(NOS HEMOS MUDADO A www.dixitciencia.com)

 

Este artículo fue publicado originalmente en catalán en el blog de divulgación científica Laetoli, en el diario Ara.

Lexapro pills.jpeg

Las farmacéuticas
La industria farmacéutica, el conglomerado de gigantes del sector de los fármacos, se mueve, a menudo, por criterios puramente economicistas. Imagínese uno de estos gigantes, que hace unos cuantos años que no ha introducido ningún fármaco nuevo en el mercado y que, probablemente, dejará de ingresar un buen pico de dinero, porque las patentes sobre algunos de los fármacos estrella de la casa caducarán pronto. Como consecuencia, el valor de las acciones de la farmacéutica en la bolsa pierde fuelle ante los competidores. Imaginen, también, que la farmacéutica en cuestión tiene un nuevo fármaco en la línea de salida (en fase de estudios clínicos) y que, además, esta droga prometedora es una de esas “píldoras de la felicidad” – un antidepresivo – que tan bien se venden en el mercado estadounidense. El fármaco ha dado resultados positivos en las pruebas previas, tiene pocos efectos secundarios, pero cuando llega la hora de la verdad las cosas ya no son como parecen: algunos de los voluntarios que toman la droga notan el efecto antidepresivo, pero también lo notan otros voluntarios a los que se les ha administrado un placebo. Y aquí las cosas empiezan a tambalearse: si en los ensayos siguientes el fármaco es poco más efectivo que el placebo, deberá ser descartado.

El placebo
‘Placebo’ es una palabra tomada del latín placebo (complacer). En catalán el término se usaba ya en el siglo XVI para designar una “cosa hecha para complacer a alguien”. En la medicina moderna, un placebo no es más que una píldora preparada con las mismas características externas, con la misma apariencia que el medicamento real, pero que, en cambio, no contiene el principio activo del medicamento que se estudia. El placebo es, pues, una sustancia que no tiene efectos terapéuticos: un producto inerte, como el azúcar de la leche (la lactosa) que se utiliza, de manera común, como excipiente en la fabricación de comprimidos. En los ensayos en fase clínica de nuevos medicamentos – antes de que éstos sean aprobados -, el placebo se emplea para diferenciar los efectos reales del medicamento que se ensaya  de los efectos producidos por la sugestión del paciente que se somete al tratamiento: cuánto más efectiva es la droga en estudio en comparación con el placebo.

El efecto placeboParacetamol acetaminophen 500 mg pills.jpeg
Desde hace tiempo sabemos que los placebos producen un efecto psicoterapéutico en los enfermos, en los que el simple hecho de someterse a un tratamiento, o de tomar una píldora, puede tener efectos beneficiosos e, incluso, curativos. Durante años, el efecto placebo ha sido utilizado por la industria farmacéutica, y por las agencias públicas que regulan la aprobación de nuevos fármacos, como criterio para medir la efectividad y la seguridad de una nueva sustancia: en este tipo de ensayos aleatorios, a un grupo de pacientes voluntarios se les administra el nuevo medicamento, mientras que a otro grupo (el grupo “control”) se les da un placebo. En algunos casos, la salud de los pacientes de los dos grupos mejorará, en otros empeorará o se mantendrá estable. La causa puede estar en diversos factores, entre los cuales se encuentran los efectos del medicamento y de la sugestión producida por el placebo. La empresa farmacéutica quiere demostrar que el medicamento, que le ha costado tantos esfuerzos económicos y de investigación, es eficaz y puede llegar hasta la meta del mercado, por lo que son considerados rarezas estadísticas aquellos casos en que la salud de un paciente del grupo control (que ha tomado el placebo) mejora de manera sustancial. Porque si el efecto beneficioso se produce de manera generalizada en el grupo de enfermos a los que se les ha administrado la píldora de azúcar, la aprobación del medicamento se puede ver afectada.

En los últimos años, el número de fármacos que no han superado el escrutinio de la comparación con el placebo ha ido aumentando (hasta a un 20% en algunos casos). A pesar del nivel récord de inversión en investigación de nuevas drogas, la Food and Drug Administration (FDA), la agencia de los Estados Unidos que vela por la seguridad de los alimentos y los fármacos, ha aprobado últimamente muy pocos fármacos nuevos (tan pocos como a principios de los ochenta), y muchos de los que no pasan el corte de la FDA es porque no son mucho más efectivos que un simple placebo. Desde un tratamiento para la enfermedad de Crohn hasta una aplicación de terapia génica para el Parkinson, o un nuevo fármaco para la esquizofrenia, han embarrancado en la prueba del algodón del placebo y han tenido que ser eliminados del ensayo clínico . Incluso, la efectividad de fármacos que están en el mercado desde hace décadas (como el Prozac), medida en ensayos de control rutinarios, no es tan sólida como parecía. ¿Qué pasa, pues? ¿Los medicamentos han perdido efectividad o es que las consecuencias beneficiosas del efecto placebo han aumentado?

Para responder a éstas y a otras preguntas que inquietan a la industria farmacéutica, varios grupos de investigación de todo el mundo estudian los mecanismos biológicos por los cuales tiene lugar el efecto placebo y la aplicación terapéutica que podría tener un conocimiento preciso de estos mecanismos del organismo, de la sugestión asociada al placebo y de sus efectos beneficiosos en la salud humana. Pero esto es harina de otro costal o, más bien, de un segundo post sobre esta cuestión tan apasionante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: